testimonio inseminación natural

Raquel está embarazada de 7 semanas. Es una futura madre soltera por inseminación natural, algo que no sabía que existía cuando acudió por primera vez a un centro de reproducción asistida.

Fui a varios centros y todos me decían lo mismo, que tenía que hormonarme. Estuve a punto incluso de hacerme una Histerosalpingografía pero en el último momento, cuando leí las contraindicaciones de la prueba me planté”, explica Raquel. No entendía porqué se tenía que hacer una prueba de infertilidad si en principio no tenía un problema de fertilidad y ni siquiera había hecho un primer intento.

Descartó desde el inicio una inseminación casera. Como muchas otras mujeres solteras, acudió a un centro de reproducción asistida para tener acceso a un banco de esperma.  “Es algo que nunca haría. Quiero las garantías de un centro de reproducción asistida. Y tampoco le pediria ayuda a un amigo. No quiero un padre, necesito espermatozoides. Si quisiera un padre para mi hijo, lo buscaría de otra manera”, nos dice Raquel.

Con 37 años, tenía muy claro que, si no era necesario, no quería someter a su cuerpo a un medicación de estimulación ovárica. “Y cuando ya estaba a punto de tirar la toalla, una amiga me habló de la inseminación natural, algo que sólo oferecían en CRA Clinica Sagrada Familia, y pedí una primera visita informativa.”

Cómo es la inseminación natural

La inseminación natural es el tratamiento de reproducción asistida menos medicalizado. Se realiza sin hormonas para la estimulación ovárica. Se sigue el ciclo natural de ovulación mediante varias ecografias, en el momento que el ginecólogo observa que el folículo está a punto, se programa la inseminación con semen de donante anónimo. En CRA Clinica Sagrada Familia son pioneros en este tratamiento, “ entendemos que son mujeres que no tienen un problema de fertilidad, sino que lo que les proporcionamos es el acceso a un banco de semen de forma segura y con las máxima garantías sanitarias y de éxito de embarazo”, explica el Dr. Julio Herero, director del CRA.

A diferencia de la inseminación casera, en la inseminación natural los biólogos limpian de anticongelantes la muestra de semen y comprueban su calidad. Posteriormente, mediante una ecografía, el ginecólogo deposita la muestra directamente en el útero, aumentando así probabiliad de embarazo que si lo hiciese – como es el caso de la inseminación casera – en la vagina.

Positivo en el primer intento inseminación natural

Raquel se quedó embarazada en el primer intento: “Se lo dije al Dr. Herrero, me quedaré embarazada a la primera y me dijo, es bueno que pienses así”. La inseminación natural tiene una tasa de éxito del 30% acumulado  en mujeres que no presentan patologías reproductivas, como es el caso de Raquel. No tenia ovarios poliquísticos, ni las trompas obstruídas, y en sus analíticas tan solo observaron un ligero hipotiroidismo, que se reguló en 3 semanas, antes de iniciar el tratamiento de reproducción asistida. “ En los otros centros, ni siquiera vieron esta alteración, otra razón más por la que estoy tan contenta con el Dr. Herrero”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres ser madre ?

Solicita más información sin compromiso. 1ª visita gratuíta