Cómo explicar que te has quedado embarazada con semen de donante

mujer soltera embarazada semen de donante

Me costó 3 años para decidir emprender el camino de la maternidad en solitario. 3 años que lamenté, visto como se desarrolló todo, 3 años de tiempo perdido….

Durante ese tiempo, me preocupaba como explicaría que me había quedado embarazada con el semen de un donante, de un desconocido. Me rondaba por la cabeza pedir “la colaboración de un amigo”. Pero tras asesorarme con un abogado, me lo quité de la cabeza: “siempre podría reclamar la paternidad”, y yo tenía muy claro que no me veía capaz de compartir un hijo/a con alguien a quién quería como amigo pero no como pareja.

Me preocupaba enormemente lo que pensaría la gente, lo que me dirían. Pero sobretodo me preocupaba qué pensaría mi hijo: ¿estaría siendo justa con él o ella? ¿ Le negaba la posibilidad de tener un padre y una familia normal? ¿Le afectaría no saber de su origen genético?

Quienes me conocen se sorprenden que dudase tanto y que me importase tanto lo que opinen los demás. Soy más bien una persona impulsiva, de “hazlo ahora, y preocúpate después”. Pero en lo relativo a la maternidad, me sentía “mas responsable”, más cauta. Además, mi trabajo entonces era de cara al público y tarde o temprano tendría que dar ni que fuesen “pequeñas explicaciones”.

Finalmente le di la vuelta y me planteé: ¿Cómo me sentiría si nunca llegase a ser madre? ¿Me arrepentiría toda la vida? ¿ Me pasaría los días llorando cada vez que viese un bebé en brazos?

No sabía a ciencia cierta la respuesta a esas preguntas. Pero lo que tenía muy claro era que necesitaba ser madre.  Así que decidí dejar de preocuparme y pasé a la acción.

Me costó bastante conseguir el embarazo, y tuve que pasar por otros estados que ni siquiera me había planteado. La donación de semen se convirtió más adelante en una nimiedad. ¡ Me arrepentí tanto de esos 3 años perdidos pendientes de lo que otros pudieran pensar de mi !

A las 16 semanas, mi armario empezó a quedarse sin alternativas. Empecé a llevar vestidos, y pronto llegaron los pantalones con gomas para embarazadas. Era la hora de dar alguna explicación en el trabajo.

Lo expliqué primero a mis compañeras más cercanas. Estaba tan nerviosa. Aproveché la hora del desayuno, con todo el grupo en la mesa. Su reacción fue fantástica. Besos, abrazos, felicitaciones. Recibí tanto amor. Les dije: “Estoy embarazada y seré madre soltera. He ido a una clínica de reproducción asistida en Barcelona y me he quedado embarazada gracias a un donante de esperma“. No me atreví entonces a hablar de la donante de óvulos. Eso era demasiado para mi.

Les expliqué lo mucho que me había costado tomar la decisión y lo largo y duro que había sido mi tratamiento de reproducción asistida. No hubo siquiera una pregunta sobre el donante de esperma. Era obvio. Sabían de “mi soltería”, y nadie pensó que “de repente”  volvía a tener pareja.

Me di cuenta, que “el tiempo perdido” fue lo que tardé en sentirme cómoda con mi decisión de recurrir a un donante de semen. Y con los años, he visto que mi actitud y aceptación está relacionada directamente con el bienestar de mis hijos. Y ello, fue también extrapolable a la recepción de óvulos y a la aceptación de la donante de óvulos.

Revisando esta primera década como madre, me doy cuenta que una vez han nacido, a nadie le importa ni nadie pregunta cómo fueron concebidos. Afortunadamente, nuestra sociedad ya está acostumbrada a la diversidad familiar.

4 comentarios
  1. Lola
    Lola Dice:

    Buenas,

    Soy una futura madre soltera por ovodonación y me preocupa bastante cómo le afectará a mi hijo no conocer sus orígenes genéticos…. Cuando leo historias de adoptados que buscan a sus padres se me ponen los pelos de punta… No por el hecho de que los busquen si no por si les hace sentir mal el no saberlo. ¿Cómo es posible afrontarlo sin miedos?

    Muchas gracias. Un saludo

    Responder
    • Pilar Garcia
      Pilar Garcia Dice:

      Hola Lola, los hijos nacidos por donación de gametos no tienen nada que ver con los adoptados. No han pasado por una pérdida. Sí pueden tener en común la búsqueda o la curiosidad por su orígen biológico. Pero, ¿quién no lo tiene?

      Responder
  2. Pilar Garcia
    Pilar Garcia Dice:

    Hola Lola, es un temor que compartimos muchas madres por ovodonación. No nos podemos comparar con los niños adoptados, pues nuestros hijos/as no han pasado por un proceso de abandono. Esos hijos necesitan respuestas, un por qué. Nuestro caso es muy distinto, somos madres gracias a la generosidad de otra mujer.
    En mi caso personal te puedo decir que me sienten como su única madre. Saben muy bien que un hombre y una mujer me han donado sus células para concebirlos, pero que el amor es todo mío, y las sonrisas, y las peleas, y las broncas….
    Lo mejor para luchar contra los miedos es expresarlos, ponerles nombre y cara, y afrontarlos valientemente como tú has hecho.
    Un gran abrazo.

    Responder
    • Lola
      Lola Dice:

      Muchísimas gracias por tu respuesta, Pilar, me ayuda mucho leerte. Enhorabuena por tu bonita maternidad. Te deseo lo mejor.

      Otro gran abrazo para ti.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Quieres ser madre ?

Solicita más información sin compromiso. 1ª visita gratuíta

(Visited 389 times, 4 visits today)