Jessica nos da su testimonio sobre lo más duro de ser madre soltera

Lo más duro de ser madre soltera

“La primera vez que planteé a mi familia y amistades más íntimas mi deseo de ser madre, sin seguir esperando al príncipe azul, esperaba que me dijeran que sería duro y difícil, más complicado de lo que me esperaba, incluso quizás demasiado más duro de lo que podría soportar.  Y a pesar que recibí mucho cariño y muestras de apoyo, los más cercanos se sinceraron y me dijeron lo que esperaba oir. Sí, sería duro, el tratamiento de reproducción asistida, el embarazo en solitario y la maternidad en solitario.

Apreciaba su sinceridad, pero sabía en lo que me estaba metiendo, o eso creía… va puedes reírte un buen rato de mi…

Más de una vez entré en pánico. ¿Qué estoy haciendo?

Conocía la experiencia de familiares y amigas, corriendo del trabajo a la guardería, las insufribles noches con los catarros, etc. Era consciente que lo miraba de detrás de la barrera, pero creía que sabiendo a lo que me enfrentaba, la maternidad en solitario seria más fácil.

No os voy a mentir. Antes de quedarme embarazada, más de una vez entré en pánico. ¿Qué estoy haciendo? Llegué incluso a pensar en interrumpir el tratamiento. La hormonación nos provoca este tipo de inestabilidad emocional.

No estaba tan preparada como creía

Había asistido a algún encuentro de la Asociación Madres Solteras por Elección en Barcelona, me habían contado su experiencia, “vale la pena” me repetían. Sabia que no seria ni la primera ni la última mujer en afrontar una maternidad en solitario. Y lo mejor: yo lo decidía, no era fruto de las circunstancias, era una decisión muy meditada y asumida.

Y así pasé los nueve meses de embarazo, convencida de mi decisión y creyendo saber qué era lo que venia a continuación. Hasta que se presentó mi princesa… Y la realidad es que no tenía ni idea de donde me había metido. No tenia ni idea yo, como madre soltera, pero suponto que tampoco cualquier otra madre primeriza.

No sabía lo que era oir llorar a un bebé y no saber cómo calmarla o qué hacer. No sabia lo que era literalmente no dormir, sobrevivir con 2 horas de sueño. No sabía  que me sentiría tan asustada ni que seria tan duro combinar la jornada laboral con mi vida de madre.

Pero tampoco sabía que amaría tanto a alguien como quiero a mi pequeña, le daría el mundo y haría cualquier cosa por ella. Nunca antes había sido madre, y punto.

Los meses más duros

Han habido días en los últimos diez meses que han sido duros de roer, mucho más duros de lo que había imaginado, días de lágrimas y de “no podré”. Y creo que no hubiese sido más fácil con una pareja. No hubiese preocupado menos, dormido más. Mi familia ha estado ahí cuando los he necesitado. Hubiesen estado ahí igualmente si hubiese tenido una pareja.

Así que si me preguntas si es duro ser una madre soltera? ¡ Coño ! Y tanto… Porque ser madre es muy duro. La maternidad en solitario, también. Pero he tenido una larga vida como mujer single, y es lo único que no ha cambiado tras tener a mi niña. Sigo estando soltera :-)”

¿Quieres participar en esta sección aportando tu testimonio?

Escríbeme hola@madreypunto.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Quieres ser madre ?

Solicita más información sin compromiso.

1ª visita gratuíta en CRA Barcelona



(Visited 27 times, 1 visits today)