Mama soltera sin vacaciones

Mama soltera sin vacaciones

Escuchaba a mis amigas quejarse del fin de curso, temían las vacaciones escolares. Y yo, que había idealizado la maternidad, no las entendía. Empezaba lo mejor: pasar horas con tu hijo/a, disfrutar de días más largos y mejor clima.

En mi primer verano como madre soltera, las entendí. Peor aún, me sentí como la peor de las madres: deseaba que fuese septiembre, que abriese de nuevo el parvulario para poder descansar ni que fuese una mañana. Era una mama soltera sin vacaciones, sin verano, y sin ayuda.

Adiós al “dolce faire niente”, adiós al descanso en verano. Siestas y paseos tenían un horario, el que marcaban los mellizos. Ese primer verano fue muy duro, supongo que porque no me lo esperaba.

Las siguientes vacaciones, en Navidades y Semana Santa, ya fueron diferentes. Me programé, aprendí a disfrutar más y mejor con más calma de los niños. Ellos ya eran un poquitín más mayores.

Aunque la mayoría de las mujeres al crecer queremos formar una familia, ser madres implica dejar atrás muchas cosas. Y como madre soltera, implica dar un 150%, no hay nadie quién te pueda substituir en una crisis de llanto, o simplemente para ir a hacer una cerveza a solas con tu mejor amiga.

Las vacaciones de mamá soltera son diferentes

Siendo madres las vacaciones dejan de existir. Los paseos de un lado a otro para que el bebé se duerma, son cosas que harás durante mucho tiempo. No nos ven relajadas, estamos siempre tensas, las horas de sueño no serán compatibles. A mamá no se la ve en las fotos del paseo, ella las toma o estará preparando la merienda. La rutina de las mamás en la época de ocio es más o menos esta. Pues imagínate lo que es ser madre soltera en vacaciones… un Non Stop.

Durante las vacaciones nos preocupamos por muchas más cosas: el menú, qué hacer, los imprevistos, vigilarlos en la piscina….Los días son más largos porque los niños están la mayoría del tiempo en casa.

El único momento donde podemos relajarnos un rato es cuando nos visita familia o amigos, o si podemos permitirnos un canguro. Ese es nuestro momento: podemos volver a ser nosotras, conversar con calma, relajarnos y distraernos un poco. Aprovéchalo, no sabes cuando podrás volver a hacerlo.

¿Habrá vacaciones algún día para mamá?

Sin duda alguna las vacaciones volverán, pero no volverán a ser como antes: ya eres madre. Volverás a vivir unas vacaciones sola, o con las amigas, pero tus hijos estarán ahí, en tu “sufrir por ellos”, en pensar en ellos.  Siempre llamarás y estarás al pendiente para saber si están bien, si han comido, si han hecho tus tareas. El trabajo de la madre nunca termina, no tenemos vacaciones precisamente cuando hay vacaciones.

Somos madres 24/7 sin días festivos, pero eso sí, bien pagados con las sonrisas de nuestros hijos y besos babeados. Desde luego, ser madre es la dedicación más plena.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Quieres ser madre ?

Solicita más información sin compromiso. 1ª visita gratuíta

(Visited 25 times, 2 visits today)