Preservar la fertilidad antes que sea demasiado tarde

Preservar la fertilidad antes que sea demasiado tarde

El desarrollo de la carrera profesional o la continuación de los estudios son algunas de las razones por las que muchas mujeres decidimos posponer nuestra maternidad. Y cuando llega el momento, muchas no tenemos una pareja estable con quien formar una familia. Debemos preservar la fertilidad antes que sea demasiado tarde.

¿Y por qué esas dificultades para encontrar un compañero con quien compartir el proyecto de ser padres? Una reciente investigación de la prestigiosa Universidad de Yale —de la que se han hecho eco medios como The New York Times o la BBC— apunta a una posible respuesta: cuesta dar con hombres que estén a la altura.

Marcia Inhorn, profesora de Antropología y Relaciones Internacionales en Yale, ha liderado el estudio, cuyos resultados han sido presentados en el último congreso anual de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología (ESHRE, por sus siglas en inglés), celebrado el mes de julio en Ginebra.

En Europa, las mujeres españolas seguimos siendo de las que más retrasamos la maternidad en el conjunto de la Unión Europea al tener a su primer hijo con 30,6 años de media, por encima de los 28,8 años de media comunitaria, según un estudio sobre los nacimientos en el Viejo Continente publicado este martes por Eurostat con datos de 2014.

El estudio La infecundidad en España:tic-tac,. titc-tac, tic-tac!!!,   del Centro de Estudios Demográficos de la Universidad Autónoma de Barcelona también evidencia que la situación socio-económica y la falta de una pareja, son causas de ese retraso. Explica Albert Esteve, director del estudio, que “Lo convencional es aún que la descendencia se produzca dentro de la pareja, aunque es probable que poco a poco se vaya derribando este muro”, añade este especialista.

Las investigaciones del equipo de Esteve concluían que entre un 25% y un 30% de las mujeres nacidas en la segunda mitad de los 70 (las que ahora tienen entre 35 y 40 años) no tendrá hijos. Asegura que “será la generación más infecunda en los últimos 130 años”. “La cuestión preocupante no es que la edad suba o que no se tengan hijos si en realidad no se quieren. El problema estriba en si se ha querido y no se ha hecho porque en los años de fertilidad no se daban las condiciones económicas o sentimentales adecuadas”, alerta este experto.

Preservar de la fertilidad

Según el estudio, un 2% se debe a las parejas infértiles, en un 5%  las mujeres y/o parejas deciden no tener hijos. El resto, hay que achacarlo al retraso de la edad de la primera maternidad y a las condiciones económicas y conyugales. Y cuando se dan las circunstancias para la maternidad, su reserva ovárica ha llegado al límite y se ven obligadas a acudir a un banco de óvulos.

En Estados Unidos, muchas de estas mujeres, altamente formadas, optaron por congelar sus óvulos, al final de la treintena, cuando veían que no habían encontrado a una pareja comprometida. La vitrificación de sus óvulos les quitaba de encima la desesperación de tener que salir  a conocer a alguien y sentirse bajo la presión del reloj biológico.

Los investigadores de Yale entrevistaron a 150 mujeres de EE.UU. e Israel que habían congelado sus óvulos (el 81% tenían una elevada formación académica, con al menos un título universitario). Lo que se desprende del trabajo es que el 90% de las entrevistadas deseaban formar una familia pero optaron por vitrificar sus óvulos al no encontrar a hombres con un nivel educativo y un estatus similar al suyo.

La profesora Inhorn no olvida el sentimiento de empoderamiento que las entrevistadas experimentaron tras completar la congelación de óvulos: “Casi todas las mujeres con las que hablé estaban encantadas de haberlo hecho. Sentían que les había dado un cierto control, una especie de paz interior, y que les había quitado de encima la desesperación de tener que salir a conocer a alguien y sentirse bajo la presión del reloj biológico”.

El It’s Raining Men popularizado por las Weather Girls se está transformando en algo así como Missing Men. Ahora bien, tampoco se trata de quedarse con el primero que pase, ¿no es así? ¿Qué quizá somos ahora más exigentes? Pues mejor: no hay duda de que encontrar a la pareja con quien compartir la vida y tener hijos es una cosa seria. Así que si necesitas tranquilidad para estar segura de que tienes a tu lado a la persona adecuada, ya lo sabes: take it easy, la congelación de óvulos está a tu disposición para proteger tu fertilidad del paso del tiempo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres ser madre ?

Solicita más información sin compromiso. 1ª visita gratuíta

(Visited 24 times, 1 visits today)